Blog

Categorías

Calendario

<<   Octubre 2018    
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Archivos

Sindicación

Apúntate

Keazem

Venido a menos..

Rumbo a las estrellas

Errantes

10 de Mayo, 2006, 1:38

Por @ 10 de Mayo, 2006, 1:38 en Rumbo a las estrellas

Los errantes son los parias sociales. Gente con mala suerte. Que tomó las decisiones equivocadas. Desde pequeños tuvieron graves problemas de integración: eran porteros en los partidos de futbol; estaban gordos; llevaban gafas; eran torpes; leían.

Los errantes crecen, se hacen más hábiles, comienzan a pensar, gracias a su condición de insatisfechos socialmente. Generan odio hacia el prójimo, desearían coger un arma y matar a todos aquellos que se aprovechan de su debilidad. Hacerles sufrir y pagar por todos los males que han provocado.

Pero la mayoría de los errantes crecen en silencio, incapaces de plantar cara al muro social que se interpone entre ellos y el bienestar. Y cada vez son más, cada vez son más los errantes, que se hacen débiles, absorvidos por otros seres humanos que parecen casi dioses.

Alcanzan la edad adulta amargados, sabiendo que la vida es una mierda, sabiendo que no merece la pena. Los errantes son los que cambian el mundo, los que protestan, los que se sienten tan diferentes, aún en su semejanza... Porque necesitan creerse diferentes... Mejores. Quizás no físicamente, pero sí intelectualmente. Los errantes piensan, el resto, a sus ojos, sólo son cabezas de chorlito. Así, los errantes se cierran en su intolerancia, dando ojo por ojo y diente por diente. Así, terminan por conseguir amargar al resto de personas no-errantes, que hasta entonces estaban a gusto, unas aprovechándose de los errantes y otras haciendo su vida.

Así, el ser humano, se convirtió, en general, en un ser errante.

Realidad

23 de Febrero, 2006, 2:06

Por @ 23 de Febrero, 2006, 2:06 en Rumbo a las estrellas

Todo puede ser y no ser. ¿Qué es la realidad? Sólo un conjunto de interpretaciones que hacemos de lo que percibimos, la forma que tenemos de ver el mundo en nuestra realidad. Por tanto, ya que hay numerosas personas diferentes, con percepciones muy diferentes entre sí, cada una tendrá una realidad particular. Esta realidad estará en constante evolución siempre, ya que nuestra percepción está en un constante cambio: no percibimos siempre las cosas de la misma forma, ya que no siempre estamos en las mismas circunstancias (un ejemplo es que no nos tomamos igual algo cuando estamos enfadados que  cuando estamos alegres).

Sin embargo, creo que sería de estúpidos el no aceptar que la moral condiciona constantemente nuestra percepción, etiquetando los hechos como malos, como buenos o en un punto intermedio entre ambos. Es evidente el afirmar que la moral condiciona nuestra realidad y que, si consideramos loco a alguien que no percibe la realidad correctamente, en muchos casos la locura viene de la mano con otras moralidades diferentes. Es cierto que hay locuras que no difieren en lo moral, que son interpretaciones tan diferentes a las nuestras que las consideramos con bastantes motivos como "erróneas", pero estos casos son extremos, en los que generalmente no sólo se trata de la moral sino que la percepción sensorial objetiva que llega al cerebro puede llegar directamente dañada.

Tomando estas ideas como base, y sabiendo que no se puede encontrar una moral que sea la "correcta", "definitiva" o, la "que tiene que ser", podríamos decir que tampoco existe ninguna realidad con estas características. Así, uno sólo puede aferrarse a la ciencia, y a saber que 2 + 2 son 4.

¡Madre mía! ¡A veces escribo unas cosas...! ¡Inquietante!

Sobre Medios y Fines

4 de Febrero, 2006, 13:41

Por @ 4 de Febrero, 2006, 13:41 en Rumbo a las estrellas

Supongo que cualquiera que haya leido algo de Kant y Nietzsche conocerá sus ideas sobre los "Fines" que han aportado cada uno de los dos.

El primero sostiene que el ser humano es un fin en si mismo. El segundo sostiene que el fin es la vida.

Sin embargo, yo creo que el fin no es algo universal, sino que es elegido por el individuo que ha de perseguirlo (llamando fin al objetivo principal de cada ser humano). Alcanzar este fin no es algo fácil como tampoco es sencillo darle el sentido y dirección que deseas a tu vida. En este esfuerzo, es fácil caer en el pasotismo (y adoptar la vida por si misma como el fin personal) o bien caer en el nihilismo.

Las religiones son fines ficticios que creamos cuando no somos capaces de crear un verdadero fin a nuestra existencia. En este punto estoy de acuerdo con Nietzsche: al morir la religión, caemos en el nihilismo (antes mencionado).

Cada ser humano tiene su fin en este mundo, de no ser así, no existiríamos. Solo unos pocos son los protagonistas de sus propios fines, el resto solo viven los fines que otros hacen. Esta es otra diferencia más entre "Masa" y "Élite". Unos son en cierto modo "medios" para conseguir algo, y otros son el "fin" en si mismo.

La opinión y la razón (I)

3 de Febrero, 2006, 13:34

Por @ 3 de Febrero, 2006, 13:34 en Rumbo a las estrellas

Suele considerarse que cada persona, como individuo, tiene una opinión formada sobre cada uno de los temas. Considerando opinión como los criterios que esa persona ha formado sobre determinadas cuestiones, es imposible pensar en opinión como algo estable. Al contrario, la opinión es un ente cambiante, que fluctúa en nuestra mente con cada una de nuestras acciones y de los acontecimientos que nos rodean.

La educación, la historia, la cultura, la familia, la ciudad... El entorno es un factor muy importante de nuestra opinión, porque es la forma de conectarnos con el mundo directamente.

La persona, como tal, posee dos cualidades: valores y responsabilidad. Los valores son un conjunto de normas éticas internas en el cual cada ser humano plasma su forma perfecta del ser. La responsabilidad es el ánimo de esa persona a realizar actos para lograr convertirse en esa forma perfecta del ser, así como convertir su entorno (ya sea seres más cercanos, ya sea al mundo entero).

¿Qué tiene que ver esto con la opinión? Los valores son formados por el entorno. La responsabilidad es guiada por los valores (y por tanto por el entorno). Y el entorno es modificado al aplicar los valores mediante la responsabilidad. Es una serpiente que se muerde la cola.

¿Cómo cambiar entonces el mundo? La opinión. La opinión es el motor del mundo. Es lo único capáz de modificar ese círculo vicioso que se forma. La opinión se consigue haciendo una sintesis de los valores, el entorno y la razón. La opinión, suele ser individual, representada mediante un colectivo (una masa determinada) al cual el individuo ha convencido (directamente o indirectamente) de la validéz de sus ideas.

Esta opinión, al depender de los valores y el entorno, está muy influida por las opiniones de los individuos que han conseguido mover masas. Sin embargo, siempre queda una salida inesperada, que es la razón.

La razón, tiene cierto componente "creativo", fabricamos nuestra propia razón, por tanto, el mundo está creado según los razonamientos de los individuos que han conseguido mover las masas.
 

Blog alojado en ZoomBlog.com